Monumento para rendir homenaje a víctimas del paramilitarismo en Puerto Boyacá





Con un acto simbólico, hoy en Puerto Boyacá, se develará un monumento elaborado con armas fundidas, para rendir homenaje a las 5.263 víctimas del paramilitarismo de este municipio. Víctimas y victimarios ratifican su compromiso de cumplir con los pilares de verdad, justicia y reparación, así lo dio a conocer Adriana Camacho León, secretaria de Desarrollo Humano Boyacá.


Esta escultura monumental fue elaborada por el maestro boyacense José Cristiano Barrera Carvajal, con material fundido de las armas entregadas por las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia, está ubicado en el parque principal de Puerto Boyacá, municipio conocido en la década de los 90 como la “Capital Antisubversiva de Colombia”, el obelisco construido como homenaje a las víctimas del paramilitarismo, pesa 7,5 toneladas y con 14,5 metros de altura, está diseñado con base en el número tres que representa la trinidad cristiana y los pilares del acuerdo con el que se desmovilizaron los paramilitares: Verdad, Justicia y Reparación. Tiene forma de “V”, lo que, según Barrera, significa la “victoria de la vida”.


En el ensamblaje del centro van unos perfiles en acero pintados en azul celeste que se dirigen hacia el cielo, que son alegorías a las víctimas que pueden subir al firmamento y descansar en paz. En el piso tiene un reflector potente que iluminará del piso al cielo, pasando por en medio de todo el monumento. Y en los laterales posteriores dos leyendas, una redactada por la Mesa de Víctimas del municipio y otra por el alcalde Óscar Fernando Botero Alzate, el material fundido para su elaboración fue recuperado de una bodega de la Alcaldía de Medellín, donde estaba oxidándose al sol y al agua y consistía en 74 barras de una combinación de hierro, acero y otros metales, que pesaban 49,5 toneladas.


La Gobernación de Boyacá invirtió algo más de 130 millones de pesos en la creación de la obra y el municipio fue el encargado de transportar el material al taller de escultura monumental del maestro Barrera en Duitama, tres meses duró la construcción del monumento, en el que también participaron el escultor chileno Alejandro Mardones Guillén, y el artista visual español Andrés Arjona Martínez, el ingeniero civil José Nubiel Hernández y el arquitecto César García, y los empleados del taller de Barrera que tienen diferentes nacionalidades.


Foto: Periódico El Diario

Comparte en Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

COPYRIGHT © 2017 ÚLTIMA HORA Noticias. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
Teléfono: 304 415 90 30 | Correo: contacto@ultimahoraboy.com