Fiscalía pedirá medida de aseguramiento para el alcalde de Sotaquirá




Ayer se dio inicio a la audiencia de imputación de cargos al alcalde de Sotaquirá Luis Felipe Higuera Robles, por los delitos de prevaricato por acción, prevaricato por omisión, celebración indebida de contratos y peculado, ya que según la Fiscalía el mandatario: “se cobró a través de tiquetes a padres de familia por servicios de transporte escolar y estaba cubierto por otro rubro”. La audiencia fue aplazada y continuará hoy.


Durante la primera parte de la audiencia que se realizó ayer en los Juzgados de Tunja, la Fiscalía narró que “las tiqueteras de transporte escolar llegaban a la tesorería, a la secretaría del despacho del alcalde donde las compañeras me las entregaban para que las ingresarán al almacén”, el almacenista Iván Adolfo Pérez, quien ingresó al cargo en enero de 2016 manifestó al ente judicial que las tiqueteras no tenían un contrato y que por eso se hacían las planillas de manera informal, testimonio, que para el fiscal, fortalece el delito de celebración indebida de contratos. Pérez aseguró además que el secretario de Gobierno Rodrigo Javier Garavito fue quien le pidió que las tiqueteras del transporte escolar las bajara a la tesorería y se las entregará a Luz Fonseca en el formato de almacén, y en un segundo lugar el alcalde Luis Felipe Higuera le preguntó que si ya había entregado las tiqueteras a tesorería a lo cual respondió que sí.



El propietario del establecimiento donde se elaboraban las tiqueteras, contó a la Fiscalía que realizó para la Alcaldía de Sotaquirá “una revista, unas menciones de honor, unos botones, unos pasa calles, una señalización en lámina para 2016 y las tiqueteras para el transporte escolar y para 2017 otras tiqueteras. El pago me lo realizaban en efectivo en Sotaquirá”, con lo anterior, dice el fiscal del caso que allí se precisa que Higuera tenía pleno conocimiento del manejo de las tiqueteras e incurrió en celebración indebida de contratos, a esto se suma que el servicio que prestaron los conductores de buses escolares no les fue cancelado de enero a mayo de 2016, por lo que la Fiscalía calificó la conducta como reprochable: “Desde todo punto de vista es una conducta reprochable en la misma dignidad de la función pública, poner a trabajar a unas personas al servicio de una institución del Estado y no pagarles los servicios que les corresponde”, dijo el ente acusador.


José Germán Pacheco, quien presentó la denuncia ante el ente investigador, dijo que el alcalde Higuera se saltó al Concejo municipal, porque las tiqueteras tenían que pasar y ser aprobadas como proyecto para que fuera legal: “Él cogió la plata de bolsillo. Es un servicio que comenzó en enero de 2016 y hasta el momento lo estamos pagando. Vamos para tres años y esa la plata la manejan como quiera. No tiene ningún rubro ni destino”, dijo.


Foto:Gobernación de Boyacá 
Comparte en Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

COPYRIGHT © 2017 ÚLTIMA HORA Noticias. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
Teléfono: 304 415 90 30 | Correo: contacto@ultimahoraboy.com