¿Para cuándo los colegios en Boyacá?



700 Estudiantes de la sede primaria de la institución educativa Antonio Nariño de Moniquirá, están recibiendo clases en casas y otros colegios, en condiciones de hacinamiento, pues la sede fue demolida desde febrero y a la fecha la Nación ni siquiera se tiene la licencia de construcción para iniciar las nuevas obras, lo cual ha generado deserción escolar, pues más de 30 estudiantes han abandonado las actividades académicas.

Según Ancisar Parra Ávila, alcalde de Moniquirá, ve con preocupación que las obras no inician y no van a iniciar en un corto tiempo, ya que el contratista apenas está en proceso de solicitar la licencia de construcción y todos los trámites para dar el inicio al proyecto, con el agravante que ya  o se entregarán a inicio de 2019, sino que por los retrasos el colegio estaría culminado a mediados del próximo año, por eso el contratista debe ir a municipio y concertar la fecha de inicio de obras, con los estudios, diseños y licencia aprobada. Esta información debe ser clara y oportuna por parte del Fondo de Infraestructura Educativa y e contratistas, pues las familias de los menores afectados, ya indicaron que iniciaran protestas y bloqueos en la vía nacional, dadas las malas condiciones y el hacinamiento en el que deben desarrollar sus actividades los niños y niñas que se supone deberían estar ad portas de estrenar sede y no recibiendo excusas, por parte de los responsables del proyecto.

Por otra parte 400 Niños y niñas del colegio Adolfo María Jiménez de Sotaquirá, reciben clases en parques, casas, el centro de salud y hasta en la capilla, además se tienen que levantar a las 3:00 de la mañana para desplazarse a los lugares donde reciben formación académica, ya que en diciembre demolieron la  Institución y no tienen la certeza de cuando tendrán la sede nueva, así lo dio a conocer Betsabe Rodríguez vicepresidente asociación padres de familia vereda Carreño de Sotaquirá, quie dice que lamentablemente estos menores deben pasar duras travesías diariamente para poder acceder a la educación, pues el colegio aunque  o estaba en buenas condiciones, prestaba el servicio, pero por la nueva obra, lo demolieron y ahora no tiene donde tomar sus clases, lo cual es injusto, ya que las condiciones están dadas para que se ejecute el nuevo proyecto, pero al paso que van, antes de seis meses, eso no será una realidad. 

Fondo de Infraestructura y contratista van a cumplir

El Gobierno Nacional se compromete con cada uno de los alcaldes, rectores, comunidad y sobre todo con niños y niñas del departamento a que los colegios se culminarán y que los 78 mil millones de pesos que están en fiducias se invertirán para entregar las obras en el 2019, según lo informa Juan Carlos Franco gerente del Fondo de Infraestructura  Educativa, indicó el funcionario que no son obras inconclusas, sino obras que han tomado unos tiempos de desarrollo muy superiores a lo planeados inicialmente, sin embargo, deja claro que la Infraestructura Educativa se debe dar en un trabajo articulado entre contratista, curadores, interventores, alcaldías y gobierno nacional, con el único objetivo de culminar estos proyectos en beneficio de la educación de Boyacá, ya que el mecanismo está diseñado para es para que todos los actores reciban beneficios por hacerlo bien y rápido, pues a un contratista no le conviene que las obras se alarguen, por esta razón se está exigiendo los resultados en el menor tiempo posible, pese a los contratiempos que se han registrado hasta el momento.

Con esta reunión Tunja se han despejado las dudas y se han dado a conocer Las barreras que han impedido el desarrollo normal de las obras, pero a la vez buscar los acuerdos y los compromisos para que éstas se culminen, aunque manifiesta que unas están en fase de licenciamientos, otras en estudios y diseños, otras avanzan en un 30, 40 y hasta el 95%, lo cierto es que la Infraestructura Educativa de Boyacá no se dará en los juzgados ni en los tribunales, se debe dar en los territorios para hacer cumplir un derecho fundamental que tienen los menores, la educación en las mejores condiciones.

Si no cumplen gobernador demandará al contratista

Gobernador de Boyacá espera que los compromisos del Ministerio de Educación y del Fondo de Infraestructura Educativa se cumplan y no se permita llegar a la nefasta decisión de incumplimientos de contratos y demandas que solo afectarían a los miles de niños y niñas que esperan estrenar sus colegios en el año 2019, aunque el gobernador de Boyacá valora la intención del Gobierno Nacional y la voluntad del nuevo gerente del Fondo de Infraestructura Educativa, se espera que los compromisos del Estado se cumplan y no se llegue a una terminación de contratos y a situaciones que puedan generar afectación a los menores del Departamento, ya que de no poderse resolver las situaciones que se están presentando, estos colegios que serán los del Bicentenario quedarán inconclusos, lo cual es injusto teniendo en cuenta que la Administración Seccional y los alcaldes giraron los  recursos y a la fecha no hay avances en las obras.

Se están buscando salidas por parte del FIE y del contratista, sin embargo, el gobernador aclaró que de no terminar los proyectos esto no solo ser a causa de una sanción, sino que estaría recolectado firmas para interponer una demanda así se afecte el une nombre y prestigio del contratista, pues por todos los medios se exigirá el respeto de un derecho fundamental como es  la educación de niños y niñas de Boyacá, pues el objetivo es que los 26 colegios se entreguen en el año 2019, sin contratiempos y generando beneficio a la educación de la región.


Foto: @AlejaPorrasC

Comparte en Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

COPYRIGHT © 2017 ÚLTIMA HORA Noticias. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
Teléfono: 304 415 90 30 | Correo: contacto@ultimahoraboy.com